test de usabilidad web

test de usabilidad web

Para el artículo de hoy he creado un pequeño manual en el que os explico cómo realizar un test de usabilidad de nuestro sitio web.

¿Qué es un test de usabilidad?

Los test de usabilidad no son otra cosa que unas pruebas para comprobar el nivel de usabilidad que tiene nuestra página web, y de esta manera ver fallos que de otra manera no podríamos encontrar, y por consiguiente aplicar las mejoras para solventar esos fallos que hemos detectado en nuestro sitio web. De esta manera conseguiremos que nuestra página web sea más accesible para los usuario, y mejorar la experiencia de usuario. Tener una mejor UX, y que nuestro sitio web sea fácil de usar conllevará éxito para nuestra página web puesto que cada vez serán más los usuario que visiten nuestra página.

¿Cómo hacer un test de usabilidad?

Selecciona tu público objetivo

No hay mejor forma para evaluar la usabilidad de una página web que a través de los visitantes que van acceder a ella. Antes que nada deberemos elegir el tipo de usuarios que nos interesan para realizar nuestro test de usabilidad, es decir, reunir a usuarios que sean nuestro público objetivo, no podemos realizar pruebas a gente de 60 años y sin conocimientos sobre vídeojuegos, si nuestra página esta destinada a la venta de vídeojuegos. De esta manera, la información que obtengamos de las pruebas de usabilidad web serán realmente útiles y nos permitirán mejorar nuestro sitio web.

En nuestras cabezas, debemos tener presente que analizar nuestra web con los visitantes va a ser la mejor forma de mejorar la experiencia de usuario.

Acciones efectivas

Una de las formas más efectivas para llevar a cabo un test de usabilidad es marcando un objetivo a los usuarios. Podemos indicarle al usuario que solicite información de un servicio a través de la web. En caso de que dispongamos de una tienda online podemos indicarle al usuario que adquiera un producto, así podemos ver que acciones lleva hasta que lo añade al carrito y como actúa en la pasarela de pago, pudiendo detectar los errores o problemas que el usuario se encuentre.

Por medio de estas acciones obtendremos resultados realmente útiles puesto que acciones que ami, como diseñador web, me pueden parecen evidentes o simples, el usuario no las ve asi y actua de una forma que no esperábamos. Obtendremos esa visión del usuario final que nosotros como profesionales es imposible que tengamos, pero todos los datos que nos hagan llegar deben ser bienvenidos y utilizarlo para subsanar los errores que se han encontrado nuestros visitantes.

Navegación libre

En este tipo de test de usuario no le indicamos al internauta lo que tiene que hacer, sino que le dejamos libertad para que actúe en nuestra web. Este tipo de método de evaluación es interesante de cara a la experiencia de usuario siempre que lo acompañemos posteriormente de preguntas a nuestros usuarios para determinar que apartados fallan para poder corregirlo.

¿Qué podemos conseguir con este test?

  1. Óptimizar la web y la UX. Con estos test de usabilidad no conseguimos únicamente detectar los fallos, sino que también podemos tratar de acortar el sistema de navegación para que el usuario llegue en el menor número de clics posibles a su destino.
  2. Solucionar problemas. Como es evidente solucionaremos todos los problemas de diseño web que el usuario se encuentre en la navegación de sitio web.

¿Cómo obtenemos los resultados fidedignos del test de usabilidad?

captura de video test de usabilidadCapturas de vídeo

En el mercado tenemos un montón de software que nos van a permitir grabar todas las acciones que lleva a cabo el usuario en el monitor, y por tanto, visualizar estas grabaciones más adelante y analizar los movimientos que realizar el usuario.

Uno de los programas más utilizados para la captura de vídeo es Camtasia. Tiene una versión de prueba con la que conseguiremos grabar todo lo que se refleja en la navegación de nuestro sitio web, y guardar estos test para posteriormente analizarlos.

Cuestionarios

Mediante cuestionarios podemos tener acceso a la experiencia del usuario. Los cuestionarios son muy útiles puesto que es una manera rápida y barata si sabemos escoger las preguntas adecuadas. Un error muy común que cometen las empresas al realizar un test de usabilidad por medio de un cuestionario es hacer este excesivamente extenso, un cuestionario debería bien preparado debería caber en un folio, y que este fuera fácil para el usuario, si el usuario tarda en responder más de 10 segundos cada pregunta debemos plantearnos que nuestro cuestionario no es “usable”.

Entrevistas

Después de que el usuario haya navegado por nuestro sitio web podemos realizar una entrevista a los usuarios para que nos den su punto de vista, y poder mejorar la navegación en función del punto de vista del usuario que nos hayan hecho llegar.

Si bien es cierto que no son el método más fiable para analizar los resultados del test de usabilidad. Siempre antepondremos una captura en vídeo de la navegación, antes que las palabras del usuario ya que puede estar engañándonos mientras en la grabación observamos la navegación tal y como se produce.

Mapas de calor

Los mapas de calor son una herramienta relativamente “moderna” que ha provocado un gran avance en los test de usabilidad. En la actualidad podemos encontrarnos dos tipos de mapa de calor.

  1. Mapas de visión (eye-tracking): este tipo de mapa de calor captura el lugar exacto a donde dirige la mirada el usuario, para este tipo de “test” necesitamos un hardware de eye-tracking, así como una cámara que grabe la posición de ojos durante la navegación. Sin lugar a dudas es un método 100% eficaz ya que nos da información que de ninguna otra manera obtendríamos, si bien el precio de estos equipos es extremadamente alto por lo que su uso no esta muy extendido.
  2. Mapas de ratón: estos mapas de calor capturan los movimientos del ratón así como el lugar exacto en el que el usuario hace clic. Como ventaja respecto al los sistemas eye-tracking es que no incomodan a los usuarios, ya que no hay un cámara delante de la persona grabando continuamente. Por el lado negativo nos encontramos que el movimiento del ratón no es exacto en cuanto a la posición a la que dirigimos nuestra mirada. Aunque el porcentaje de acierto se encuentra entorno al 75%, lo que hace de los mapas de ratón una muy buena alternativa al sistema eye-tracking, con el consiguiente ahorro que supone.
Dario Marín

Sobre Dario Marín

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en diseño y desarrollo web.
Total