ordenador portatil

Teletrabajo y marketing digital ¿Cómo implantarlo?

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo es una modalidad de empleo al que las empresas recurren cada vez más permitiendo a los individuos desarrollar su jornada laboral a distancia. Es sinónimo de innovación y supone un reto para las empresas.

A raíz de la situación actual que se esta viviendo en España con el Covid-19, se ha tenido que implantar el teletrabajo en todos aquellos empleos que sea posible. Sin embargo, a la hora de implementarlo hay que tener en cuenta que deben seguirse las mismas normativas que se establecen al trabajar en una oficina y que es importante cumplir con las leyes de seguridad y protección de datos.

Se considera teletrabajo todo aquel empleo que permite a los trabajadores desempeñar su ejercicio profesional  predominantemente en un lugar de trabajo distinto al de la empresa. Es imprescindible que para que exista trabajo a distancia se cumplan el 50% de las tareas en un espacio diferente al centro de trabajo de la empresa.

Esta nueva concepción del trabajo es posible gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y a una buena infraestructura de las telecomunicaciones. Además facilita la conciliación de la vida familiar y laboral e implica una mejora de la calidad de vida.

No obstante, hay que tener en cuenta que el Marco Europeo sobre el Teletrabajo establece el carácter voluntario del mismo, por lo que éste debe pactarse entre empresa y trabajador, dando lugar a un acuerdo mutuo sobre las condiciones del empleo. Dicho acuerdo deberá formalizarse por escrito y estar registrado en el convenio colectivo de aplicación o en el propio contrato.

teletrabajo

Normativa vigente

Existe una problemática con este tipo de trabajadores ya que actualmente España no cuenta con una regulación específica para esta modalidad laboral. Sin embargo, el artículo 13 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores queda redactado de la siguiente manera:

«Artículo 13. Trabajo a distancia

  1. Tendrá la consideración de trabajo a distancia aquél en que la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por éste, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa.
  2. El acuerdo por el que se establezca el trabajo a distancia se formalizará por escrito. Tanto si el acuerdo se estableciera en el contrato inicial como si fuera posterior, le serán de aplicación las reglas contenidas en el artículo 8.3 de esta Ley para la copia básica del contrato de trabajo.
  3. Los trabajadores a distancia tendrán los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa, salvo aquéllos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral en el mismo de manera presencial.
  4. Los trabajadores a distancia tienen derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud.

Aspectos que deben regularse

Control de horarios

En el supuesto de trabajo a distancia, el control de la jornada laboral supone todo un reto para las empresas, por lo que es necesario construir un protocolo para estos casos.  En la normativa no queda especificado la forma en la que se debe proceder a este control pero los sistemas empleados deben respetar la intimidad del trabajador.

Medios proporcionados para realizar el trabajo en casa

Es importante que se determine el tipo de medios tecnológicos de los que dispondrá la persona que opte por el trabajo remoto, así como los protocolos o fines de uso de éstos. La empresa por su parte deberá asumir una serie de riesgos.

Derechos de los teletrabajadores

Los trabajadores que opten por este sistema de trabajo a distancia  deben tener garantizados los mismos derechos que aquellos que desarrollen la actividad laboral en el centro de trabajo. Especialmente en cuanto a salario, formación, y derecho de representación colectiva se refiere.

Si se incumpliera alguno de estos derechos la empresa podría ser sancionada. Si bien es cierto, las inspecciones laborales son más difíciles de que se produzcan en los domicilios particulares porque existe lo que se conoce como derecho a la intimidad del trabajador.

Además, El Real Decreto-Ley 8/2019 recoge la importancia del derecho a la desconexión digital de los trabajadores, tanto de los que trabajan de forma presencial como los que optan por el trabajo remoto.

Es imprescindible su regulación y para ello, las empresas deben establecer un protocolo a seguir de forma que se garantice el descanso una vez finalizada la jornada laboral.

Responsabilidades con la protección de datos

Las empresas deben implantar medidas de protección de seguridad para que, aunque el trabajador se encuentre en su domicilio, la seguridad de la información sea equivalente a la de la oficina.

Con el fin de extremar las precauciones es recomendable que se tomen medidas tales como:

  • No desatender  equipos portátiles en lugares públicos.
  • Emplear técnicas criptográficas para la transmisión de la información, uso de contraseñas, firewall y antivirus.
  • Establecer redes privadas para conectar entre sí a los teletrabajadores con la oficina.
  • Analizar los riesgos y adoptar controles necesarios y apropiados en el domicilio.
  • Tratar de evitar los accesos no autorizados a información.
  • No usar WiFi públicas.
  • Bloquear la pantalla del ordenador cuando no estemos trabajando.
  • Cuidado con el uso de memorias USB, ya que son una posible puerta a las infecciones de malware.
  • Evitar la instalación de aplicaciones o la navegación por páginas no seguras.
  • Cerrar todas las conexiones con servidores y webs recurriendo a “cerrar sesión” o “desconectar”.
  • Eliminar la información temporal en carpetas de descarga, papelera de reciclaje, etc.
  • Borrar el historial de navegación, las cookies y otros datos, así como las contraseñas recordadas.
  • Si se usa un equipo personal para el teletrabajo, aparte de seguir todas estas recomendaciones, es buena idea crear un perfil profesional (Google y Microsoft permiten hacerlo, por ejemplo) para mantener separadas cuentas y navegación.

Debemos ser consistes de que los medios informáticos son vulnerables y susceptibles a riesgos externos por lo que es importante adoptar estas medidas de seguridad para garantizar la protección de datos y confidencialidad, cumpliendo con la normativa LOPD.

Recomendaciones para implementar el teletrabajo

Existen unas claves básicas y sencillas para optar implantar el teletrabajo en nuestra vida:

  • Es importante tener unos objetivos claros y previamente definidos, los mensajes se deben comunicar y trasladar con claridad a los empleados.
  • La tecnología debe ser nuestra aliada: Tenemos que disponer de un equipo igual al de la oficina y sacar provecho de las herramientas disponibles.
  • Hay que establecer ciertas dinámicas de grupo y rutinas de jornada, como reuniones de 15 minutos, para mantener una buena comunicación entre empleados y supervisores y huir de malentendidos.
  • Tratar de evitar distracciones domésticas, evitar actividades que afecten al ritmo de trabajo.
  • Es clave disponer de luz suficiente, y mantener un orden para evitar que se altere nuestra concentración.

Finalmente, desde ÓptimaWeb incluimos un documento de word para descargar y rellenar de manera gratuita y poder aplicarlo en vuestros negocios.

Scroll Up
WhatsApp chat